Aumenta la agresividad del tráfico en la ciudad

Aumenta la agresividad del tráfico en la ciudad

Cada accidente de bicicleta es una noticia desalentadora para las personas que usan este medio de transporte en la ciudad y aquellas que se plantean hacerlo. Desgraciadamente dos personas cercanas a nuestra asociación, Ciclistas Urbanos de Albacete, CURBA, han sufrido recientemente sendos accidentes resultando heridos de gravedad.

Con este texto queremos llamar la atención sobre la vulnerabilidad de los ciclistas y las causas detrás de este tipo de accidentes. Y es que, viendo las estadísticas de siniestralidad de la Policía Local, con nueve accidentes durante el mes de octubre (81 en todo 2019), es un hecho que se repite con demasiada frecuencia en nuestras calles.

Requiere mucho trabajo revertir la situación en las ciudades creada por la imposición del coche como modo de transporte preferente, cuando la ciudad debería tender a ser un espacio humanizado. Albacete no es ninguna excepción, pese a algunos pasos que celebramos como las recientes peatonalizaciones de las calles Rosario y Gaona, o el cambio de la ordenanza que establece la velocidad máxima genérica 30km/h en la ciudad. Estas medidas eran deudas pendientes con sus habitantes desde hace años e incluso décadas. La situación actual de crisis originada por la pandemia de la Covid-19, pone en jaque el uso del autobús urbano, intensifica la presencia de las furgonetas de reparto y el uso del vehículo particular. Se impone así un pulso cada vez más peligroso en las calles, que no pueden contener el almacenamiento y avalancha diaria de vehículos motorizados.

Gráfico de elaboración propia a partir de datos recogidos en las memorias de la policía local de Albacete (2012-2019

 

La pasada primavera nos permitió vislumbrar una ciudad con menos coches, con algunas calles dedicadas realmente a las personas, que eran tomadas inmediatamente por caminantes y ciclistas. Resultó ser un espejismo, pues a las puertas de finalizar el año los espacios para peatones o la infraestructura ciclista siguen siendo precarios en la mayor parte de la ciudad. Y el problema del tráfico, como cabía esperar, se intensifica con las consecuencias ya conocidas.

Desde CURBA pedimos civismo a todas las personas que utilizan un vehículo, también a los propios ciclistas, pero especialmente a quienes conducen vehículos a motor, protagonistas en los accidentes que causan los heridos y fallecidos entre peatones y ciclistas. Solicitamos al Ayuntamiento de Albacete, con el cual colaboramos activamente, que implemente de modo urgente medidas que reviertan la actual situación de creciente violencia vial. Que apueste ahora y en adelante por una ciudad en cuyas calles peatones y ciclistas sean los anfitriones, y donde el coche se sienta y comporte como invitado.

 

Referencias:

1. Artículos de La Tribuna de Albacete (viernes, 6 de noviembre de 2020):

2. Memoria de la Policía Local de Albacete (2012-2019)

Curba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.